Noticias, mayo 2020

Los profesionales de las artes en vivo familiares reclaman un protocolo claro para reactivar el sector

Un protocolo claro para reactivar el sector es una de las demandas principales del encuentro virtual organizada por LaSala, la TTP (Asociación Profesional de Teatro para Todos los Públicos) y la Mostra d’Igualada donde ha participado unos cincuenta representantes de compañías , teatros e instituciones para debatir sobre la situación post Covid-19.

Los protocolos son urgentes y cuando lleguen habrá que adaptarse desde todas las vertientes, aseguran los profesionales de las artes en vivo familiares, que se plantean cómo será el día a día. “Tenemos por delante unos meses donde hay que tomar decisiones rápidamente“, apuntan. Se reclama una visión optimista y mucha cintura para afrontar los retos. Una petición reiterada es que “los protocolos que se crearán tengan sentido“. Ante la incertidumbre hay diferentes reacciones, pero desde el sector se insiste en que las instituciones deben ser rápidas en unificar y aportar la información para poder salir de la situación actual de parálisis y reactivar la contratación y la exhibición.

Desde las diferentes mesas de trabajo (creación, exhibición y comunicación) se hace un llamamiento a la valentía y el optimismo:

  • A los artistas, a ser valientes para adaptar los formatos y trabajar para generar nuevas formas para recuperar las artes en vivo.
  • A las instituciones y los políticos, a ser valientes para tomar decisiones rápidas y flexibles, que permitan salvar los presupuestos de cultura de 2020 y tener un protocolo de actuación que nos permita abrir los espacios públicos lo antes posible.
  • En el sector, para exigir y no para pedir. Hay firmeza y unidad para defender el sector.
  • A los comunicadores para hacer mensajes clarificadores y que reestablezcan la confianza de los públicos.

Sobre las artes en línea, apunta que son un recurso que abre muchas oportunidades de difusión y que funcionan muy bien como complemento. Pero no se puede perder de vista que la mayor riqueza y la naturaleza esencial de las artes en vivo pasa por el encuentro presencial y la experiencia física.