Noticias, noviembre 2019

La pequeña infancia, en el centro de todas las miradas

Más de cincuenta profesionales de diversas disciplinas relacionadas con la primera infancia procedentes de una veintena de países han participado este fin de semana en el 4º Encuentro Internacional de Arte para la Primera Infancia, que se ha hecho en L’Estruch Fábrica de Creació de Sabadell en el marco del Festival El més petit de tots. El encuentro se inauguró oficialmente en un acto de bienvenida presidido por la alcaldesa de Sabadell, Marta Farrés; la directora general de Creación, Acción Territorial y Bibliotecas de la Generalidad de Cataluña, Àngels Ponsa; y Eulalia Ribera, directora de El Mes Petit de tots. También participaron representantes de Catalán Artes, el Instituto Ramon Llull, la Diputación de Barcelona y SGAE Cataluña, que apoyan la iniciativa.

El Encuentro quiere convertirse en un espacio de reflexión y debate sobre el futuro y los retos que afronta la actividad artística dirigida a los espectadores de 0 a 5 años, partido de la base de que el acceso al arte es un derecho fundamental de las personas, además de un elemento indispensable de desarrollo personal y social. Han asistido artistas, programadores culturales, maestros, pedagogos e investigadores universitarios y agentes culturales de las administraciones públicas. Su especificidad y la elevada participación internacional han convertido el Encuentro en una referencia mundial. En esta edición, por ejemplo, ha habido participantes procedentes de Corea del Sur, China, Tailandia, Israel, Brasil, Francia, Noruega, Escocia y Bélgica, entre otros, así como una veintena más llegados de diferentes puntos de Cataluña y España.

El Encuentro ha sido el marco en el que se han presentado los proyectos y buenas prácticas de todo el mundo en el ámbito del arte para la primera infancia y, en especial, este año, en el campo de la inclusión, es decir, en las medidas que hay que llevar a cabo para garantizar el acceso al arte a todo el mundo, con independencia de sus capacidades. En este sentido, por ejemplo, se ha presentado el Festival Safe Place, que se desarrolla en Tel Aviv y Nueva York y que está dedicado a niños con trastorno del espectro autista y sus familias. En el campo de la neurociencia, Miguel Ribagorda y Carlos Laredo han presentado los primeros resultados del proyecto de investigación que han realizado este año en Brasil y con el que han conseguido, por primera vez, medir la respuesta psicofisiológica de los bebés de 0 a 3 años ante la experiencia.

Otro ámbito importante han sido los vínculos entre el arte y la educación mediante un debate con la pedagoga y filósofa Lali Bosch o con la actividad Maestros que se mueven, en la que un centenar de docentes de guarderías de Sabadell y Barcelona han tomado parte en una actividad de formación sobre cómo incorporar el arte a su labor profesional. “Creemos firmemente en que las artes son esenciales para el crecimiento saludable y libre de nuestros niños y no nos cansaremos de repetir que se trata de un derecho primordial para todos, con independencia de su edad o situación”, defiende Eulalia Ribera. Para Àngels Ponsa, directora general de Creatividad de la Generalitat, un aspecto importante del Encuentro, aparte de sus contenidos, es que “demuestra que en Cataluña las cosas importantes, también desde el punto de vista cultural, no únicamente pasan a Barcelona”. En este sentido, para la alcaldesa Marta Farrés, “el hecho de que Sabadell organice tanto el Encuentro como el Festival El més petit de tots, es un elemento de capitalidad y no solo a escala comarcal sino, principalmente, a escala de país”. En este caso, y en línea con uno de los ejes de debate del Encuentro, L’hora del pati ha incorporado varias medidas inclusivas, como una safe-room. También habrá guías TEA (para personas con trastorno del espectro autista) y se ha representado Tumbe in the jungle , un espectáculo de la creadora noruega Inger Cecilie Bertrán de Lis dirigido especialmente a niños con deficiencia auditiva.

En línea con el actual momento de emergencia climática, además, Aguas Sabadell ha instalado en el Estruch un punto de hidratación para que los participantes pudieran rellenar sus botellas o cantimploras para evitar el uso de recipientes plásticos. Con este fin, los participantes en el encuentro recibieron también una botella de Aguas Sabadell de forma que el Festival profundiza en su sostenibilidad.